Impresión directa sobre tela: proceso

By Paul
In febrero 19, 2018
473 Views

Impresión directa sobre tela

Si has leído alguno de nuestros posts seguro que tienes claro las numerosas ventajas de la impresión directa sobre tela.

 

A continuación, profundizaremos en el proceso que caracteriza a esta técnica tan revolucionaria y que tan buenos resultados ofrece.

 

Pasos a seguir para el preparado, tratamiento, impresión y post impresión utilizando impresión directa sobre tela:

  1. Preimpresión o tratamiento previo. Aunque es cierto que la impresión directa sobre tela ofrece un resultado óptimo sobre muchos tejidos, éstos deben prepararse adecuadamente antes de aplicar los diseños que queremos imprimir. Para ello, se impregna la tela (independientemente de si la finalidad es una prenda de ropa, decoración para el hogar u otros) con un líquido especial. Así la preparamos para que la tinta posteriormente se impregne a la perfección, especialmente en telas oscuras que siempre supone un grado mayor de dificultad. Pero con este tratamiento previo, la tinta se adhiere sin problema a las fibras del tejido. Este paso puede llevarse a cabo tanto de manera manual, aplicando un spray especial sobre el tejido, o a través de las propias máquinas de impresión que incluyen este tratamiento.
  1. Secado de la prenda. Este paso es especialmente importante. El tejido que hemos seleccionado debe estar perfectamente seco previamente a la impresión. Para ello también se pueden utilizar máquinas específicas que contienen planchas de secado, o hacerlo de forma manual, esperando a que la prenda quede completamente seca.
  1. El diseño. En la impresión digital directa, cualquier tipo de diseño se prepara mediante un software. Dependiendo de si la prenda es oscura o no, aplicaremos otra capa extra de tinta blanca. Lo positivo de utilizar impresión digital directa, como hemos visto en otros posts, es el sin fin de oportunidades que tenemos a la hora de utilizar colores y degradados en nuestros diseños.
  1. Preparación de impresora. Colocamos el tejido sobre el que vamos a imprimir en la máquina. Muy importante que el tejido quede completamente liso, sin ninguna superficie rugosa que pueda arruinar la impresión del diseño. Hasta que no tengamos seguro que no queda ninguna arruga, no comenzaremos la impresión.
  1. ¡Es hora de imprimir! Gracias a la última tecnología, con un simple gesto de pulsar un botón imprimiremos diseños fascinantes y a una calidad magnífica. Ya solo queda disfrutar de nuestro diseño único.

 

Si te ha gustado nuestro post sobre impresión directa sobre tela y quieres hacernos cualquier consulta, puedes informarte sin compromiso a través de las diferentes formas de contacto que ponemos a tu disposición desde Printtex.com.

Deja un comentario

UA-66662499-1